• Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Whatsapp
  • Compartir en Google
  • Compartir en Instagram

Pastel húngaro de Navidad con frutos secos

Este pastel relleno es tan típico en Hungría como el panettone en Italia o el roscón de Reyes en España. ¡Prepáralo con Tulipán y pon un toque internacional en tu mesa!

Ingredientes

Para la masa:

  • 250 g de harina de trigo
  • 250 g de harina fina de maíz Maizena
  • 250 g de margarina Tulipán
  • 3 huevos
  • Una clara de huevo (aparte)
  • 50 g de azúcar
  • 20 g de levadura
  • 200 ml de leche
  • Una pizca de sal

Para el relleno:

  • 600 g de nueces picadas
  • 400 g de azúcar glass
  • 600 ml de agua
  • 200 g de pan rallado
  • La cáscara de un limón
  • 200 g de pasas

Modo de preparación

  • 1

    Precalienta el horno a 180 °C.

  • 2

    Disuelve la levadura en leche caliente, añade una cucharadita de azúcar y déjalo reposar 10 minutos.

  • 3

    En un cuenco grande, mezcla las harinas y la margarina Tulipán a mano hasta que la masa empiece a desmenuzarse. A continuación, añade 2 huevos batidos, levadura, leche, azúcar y una pizca de sal. Amasa. Si la masa está demasiado pegajosa, añade más harinas.

  • 4

    Cuando la masa esté blanda y suave, divídela en bolas (2 o 4 bolas) y resérvalas.

  • 5

    Prepara el relleno. Hierve el agua y el azúcar en polvo para preparar un jarabe espeso. Añade nueces, pan rallado, pasas y la cáscara del limón. Continúa removiendo todo el rato. Quita el cazo del fuego y deja que se enfríe.

  • 6

    Espolvorea un poco de las harinas sobre una tabla de amasar y extiende cada una de las bolas para formar un rectángulo de un grosor de no más de 5 mm. Encima, extiende el relleno uniformemente, dejando alrededor un margen de un centímetro. Unta los bordes con el huevo batido.

  • 7

    Enrolla la masa y asegúrate de sellar cuidadosamente los bordes para que el rollo quede cerrado y no se salga el relleno.

  • 8

    Coloca el pastel sobre una bandeja de horno o un molde engrasado. Bate un huevo y pinta el pastel. Déjalo en el frigorífico 35 minutos y, entonces, mételo en el horno entre 25 y 30 minutos. No abras el horno mientras se está cociendo, porque el pastel se desmenuzaría.