• Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Whatsapp
  • Compartir en Google
  • Compartir en Instagram

Bizcocho con corazón escondido

Descubre tu parte más detallista con este bizcocho. El corazón más esponjoso, con Tulipán.

Ingredientes

  • 400 g de margarina Tulipán
  • 400 g azúcar
  • 8 huevos
  • 300 g de harina de trigo
  • 300 g de harina fina de maíz Maizena
  • 4 cucharaditas de levadura
  • 200 ml de leche
  • Colorante alimenticio rojo
  • 200 g chocolate para el topping (opcional)

Modo de preparación

  • 1

    Precalienta el horno a 180 0C. Engrasa y espolvorea algo de las harinas sobre un molde rectangular de unos 30 cm.

  • 2

    Mezcla 200 g de margarina Tulipán y 200 g de azúcar. Añade 4 huevos uno a uno y bate.

  • 3

    En un bol diferente, mezcla 300 g de las harinas, las 2 cucharaditas de levadura y una pizca de sal. Remueve y añade 100 ml de leche.

  • 4

    Añade el colorante alimenticio de color rojo a la mezcla (empieza con una pequeña cantidad y continúa añadiendo hasta conseguir el color deseado).

  • 5

    Vierte la mezcla en el molde y hornea durante 55 minutos aproximadamente. Comprueba con un cuchillo que está hecho (si al pinchar el bizcocho, el cuchillo sale limpio, lo está). Deja enfriar durante unos 10 minutos y desmolda.

  • 6

    Deja que el bizcocho se enfríe completamente sobre una rejilla. Una vez frío,corta el bizcocho en rebanadas con forma de corazón utilizando un cortagalletas.

  • 7

    Prepara la mezcla del bizcocho por segunda vez de la misma forma que descrita en los puntos 1,2 y 3. Pon una pequeña cantidad de mezcla en el molde, los corazones unidos y en fila en el centro y poco a poco, rellena el molde con el resto de la mezcla. Hornea durante 50 minutos más o menos en el horno ya precalentado. Saca del molde y deja enfriar igual que hiciste con el anterior bizcocho.

  • 8

    Si quieres, para dar un aspecto más suculento al bizcocho con corazón escondido, cúbrelo con chocolate. Éste se hace fundiendo 200 g en el microondas o al baño María. Vierte sobre el bizcocho ya frío. Corta el bizcocho en rebanadas y sirve. ¡Reparte bocados de tu corazón a las personas que más quieras!